Volver

Nueva ley de residuos y suelos contaminados.

El 30 de julio entró en vigor la Ley 22/2011, de 28 de julio, de residuos y suelos contaminados, que deroga a la Ley 10/1998, de 21 de abril, de Residuos y que viene a trasponer a nuestro ordenamiento jurídico la Directiva 2008/98/CE.

La nueva Ley viene a promover la implantación de medidas de prevención, la simplificación en los trámites administrativos sobre los operadores y la regulación del régimen jurídico de los suelos contaminados.

El título I de la Ley contiene las disposiciones generales (objeto, ámbito, definiciones) y los principios de la política de residuos. Destacar la definición de “subproducto” y la de “fin de la condición de residuo”.

El título II está dedicado a los instrumentos de la política de residuos y establece la jerarquía de residuos con el siguiente orden de prioridad: a) prevención; b) preparación para la reutilización; c) reciclado; d) otro tipo de valorización, incluida la energética; y e) eliminación.

El título III es el que desarrolla las obligaciones de los productores y gestores de residuos, destacando la simplificación de las cargas administrativas sobre los operadores, sustituyendo parte de las autorizaciones existentes en la anterior Ley por comunicaciones. Esto se enmarca en el proceso general de sustitución del control a priori de la administración, por un control a posteriori que no ralentice el inicio de las actividades económicas, pero que en todo caso no supone una pérdida de control por parte de la administración sino un cambio en el momento en el que éste se lleva a cabo.

Las empresas que producen residuos peligrosos y residuos no peligrosos en cantidad superior a 1.000 t/año se someten a requisito de comunicación previa en la Comunidad Autónoma donde se ubiquen.

Se da un régimen jurídico más amplio para las gestión de los residuos, estableciendo para aquellas empresas cuya actividad no esté vinculada a una instalación, un régimen de comunicación únicamente en la Comunidad Autónoma donde tienen el domicilio, evitando la repetición de trámites administrativos en el resto de CCAA donde pretenda operar.

El régimen aplicable a las actividades de gestión de residuos que se desarrollan en una determinada instalación es el de la autorización, tanto a la empresa que va a desarrollar la actividad como a las instalaciones donde se desarrolla.

El título IV de la Ley está dedicado a la responsabilidad ampliada del productor del producto, estableciendo un marco donde los productores de productos que con su uso se convierten en residuos, quedan involucrados en la prevención y organización de la gestión de los mismos., posibilitando hacerlo de manera individual o mediante sistemas colectivos.

El título V regula lossuelos contaminados con la determinación de los sujetos responsables de la contaminación de los suelos y la regulación de las obligaciones de información de los titulares de las actividades potencialmente contaminantes y los titulares de los suelos contaminados. Además, se crea el inventario estatal de suelos contaminados.

El título VI queda dedicado al Registro e información sobre residuos, de forma que la información pueda ser compartida por las CCAA, reduciendo las cargas administrativas.

Finalmente el título VII regula la responsabilidad, la vigilancia, inspección y control, y el régimen sancionador. En consonancia con la supresión de determinadas autorizaciones, la ley refuerza las potestades de las administraciones para la inspección, la vigilancia y el control de las actividades relacionadas con los residuos y los suelos contaminados.

Los anexos I y II enumeran las operaciones de eliminación y valorización. El III describe las características de los residuos que permite calificarlos como peligrosos. El IV contiene ejemplos de medidas de prevención de residuos. El anexo V especifica el contenido de los planes autonómicos de gestión de residuos. El VI describe el contenido de la solicitud de autorización para el tratamiento de residuos, el VII el contenido de la autorización y el VIII el contenido de las comunicaciones reguladas en la Ley.

Los anexos IX y X especifican el contenido de la comunicación y de la autorización de los sistemas individuales y colectivos de responsabilidad ampliada del productor.

Finalmente el anexo XI contiene las obligaciones de información en materia de suelos contaminados y el XII las obligaciones de información de las empresas de tratamiento de residuos.

Para más información puede ponerse en contacto con el Área de Medio Ambiente por correo electrónico (medioambiente@munuerlab.com) o llamando al 968 89 80 07.

Compartir:

¡Apuntate a nuestra newsletter!

Nosotros nos encargaremos que siempre estés al tanto de todas las novedades que ocurren dentro de nuestro sector.

Empresa certificada y homologada por:

logotipo-iso-bureau-veritas
logotipo-enac-ensayos
logotipo-enac-inspeccion
logotipo-entidad-colaboradora-administracion-publica
logotipo-huella-de-carbono
Solicitar presupuesto
Este sitio web utiliza cookies propias para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la adaptación de nuestra política de cookies.
ACEPTAR
Aviso de cookies